CDs
  Discografías
  El Bandoneón
  Libros y Revistas
  Novedades
  Partituras
Postales y Posters
  Revista Club de Tango
  Remeras
  Videos y DVDs
  Cómo comprar ?
  Lunfardeando
  Artículos
  Gardel Siempre Gardel
  Efemérides Tangueras
  Glosas Tangueras
  Agenda y Eventos
  Foros de Discusión
  Enlaces
 

Inicio   |   Volver

  Email
 
 

  LA VERDADERA LETRA
DEL TANGO
«EL BATIDOR»

 
Juan Ayala


esde muy pibe, escuché hasta el cansancio decir que el tango "El batidor" es el que al final dice "Que el hombre para ser hombre no debe ser batidor", esto lo analicé y me parece que la letra de este tango, con este título no va, porque es una incoherencia. Esto lo he discutido con los sabios del café "El Aguila", y pocos son los que me dan la razón y algunos insisten en que el tango se llama "El Batidor" y yo creo que no es así.
 
El tango que muchos dicen que es El Batidor, se debe de llamar "NO FUE BATIDOR" que es de Juan M. Velich y Enrique Mora, que lleva como subtítulo "Sangre Maleva" y tiene dos letras y son de los mismos autores; y el tango "EL BATIDOR" es de Ernesto de la Cruz y Francisco A. Marino (autores estos de "El Ciruja") y que seguidamente paso a detallar.


NO FUE BATIDOR

(SANGRE MALEVA)

 
Por Boca, Avellaneda, Barracas, Puente Alsina,
Belgrano, Mataderos y en todo el arrabal
paseó sus gallardías el zurdo Cruz Medina,
que fuera un buen amigo, sin grupo servicial...
Templado en el suburbio, fue taita entre matones,
vivió tejiendo sueños allá en el callejón,
en donde por las noches rondaban los botones
y en el café del barrio gemía el bandoneón...
 
Era un malevo sin trampas, sin padrinos y sin gloria;
sin miga de tanta historia, pero buen mozo y de acción...
Caseros lo vio jugarse sin aflojar ni un chiquito,
y en la nueve queda inscripto su coraje de varón!
Pero una noche oscura... guapeó en Avellaneda,
y en una rinconada del trágico arrabal
sonaron tres balazos, y sobre la vereda
caía un hombre herido blandiendo su puñal...
 
Se oyeron los auxilios...corrió la policía,
y en un charcal de sangre, sonriendo al taita halló
que herido mortalmente, rebelde en su agonía,
con voz de macho entero, sin pestañear habló;
"No me pregunten, agentes, el hombre que me ha herido,
que será tiempo perdido porque no soy delator...
Déjenme, no más, que muera, y esto a nadie asombre,
que el varón para ser hombre no debe ser batidor.
 

Letra de Juan M. Velich y Pedro Platas
Música de Enrique Fausto Mora

 
 
 
NO FUE BATIDOR

(SANGRE MALEVA)
 
Los barrios porteños, lo vieron pasearse
luciendo su estampa en toda ocasión...
y allá en Mataderos, buscó refugiarse,
sentando su hombría de guapo en la acción.
Por hombre derecho llegó a conquistarse,
no solo gran fama, sino un corazón,
por quien una noche llegara a jugarse
la vida en un duelo, frente a otro varón.
 
Sin padrinos ni testigos
se encontraron los rivales
y el silencio de la noche
un disparo interrumpió.
Y el malevo en desventaja
por las armas desiguales
con el pecho ensangrentado
como un macho allí cayó.
 
De pronto un auxilio y allá en la cortada
tendido en la calle se ve a aquel varón...
que ayer entre taitas bien fuerte tallaba,
y al que hoy un cariño, sus manos pialó.
Rodeao de botones, se aguanta rebelde
no afloja ni un pucho y en tanto dolor,
con gesto de rabia, los labios se muerde,
pa’ no dar el nombre, de aquel que lo hirió.
 
Y el malevo ya vencido,
palpitando su agonía,
mirando a la policía,
suplicaba n su dolor.
Déjenme morir tranquilo,
sin que deschabe su nombre,
que el hombre para ser hombre
¡No debe ser Batidor!.
 

Letra de Juan M. Velich
Música de Enrique Mora

 

 

ESTE TANGO FUE GRABADO POR EL CABALLERO CANTOR IGNACIO CORSINI
 
 
EL BATIDOR

 

Pobre "Pardo Pellegrini" que "piantastes" de la reja
ensuciando a los muchachos con tu oficio e’batidor
hoy llevás como recuerdo de la "pera" hasta la ceja
un barbijo por la mugre que batiste al "Ruiseñor".
Vos que fuiste entre "gratas un muchacho propiamente"
y que en todas las trifulcas "enguiñabas hasta el fin"
cuida el cuero, anda forrao si te has hecho confidente
porque querés hermano va a llegar tu San Martín.
 
Por vos están a la sombra
el Mangrullo y el Mochila
El Chueco Jacinto Anguila
y Pascual el Metedor.
Por vos se supo la púa
que le enguiñaron de bute
como a cualquier farabute
a Pancho el Estafador.

 
C
on tu pinta de marmota de llavero"
te pasabas buena vida mejor que la que llevás
pero un "giorno" medio malo pa’ escurrir de un entrevero
desataste la sin gueso y embarraste a los demás.
Ya que todos te han "calao" de que sos un guey corneta
y aunque ahora te arrepientas de haber hecho la traición
pensá Pardo de que es cierto lo que dijo aquel poeta
que es "al ñudo que lo fajen al que nace barrigón".
 

Música de Ernesto de La Cruz
Letra de Francisco A. Marino

 
 
La letra del tango "Y no fue Batidor" o "Sangre Maleva", fue inspirada en la vida del poeta carcelario Andrés Cepeda, que peleó contra tres individuos en la plaza del paseo Colón y en pelea despareja lo hirieron de muerte y cuando vino la cana, no quiso batir a quienes lo habían herido.

 


 
 
Artículo publicado en la Revista CLUB DE TANGO Nro.10   


 
 

© Copyright 2001  CLUB DE TANGO
All rights reserved