Puchero lunfardo

Como en la televisión, nosotros también tendremos nuestro momento de COCINA LUNFARDA, no pretendemos alcanzar la fama de Chichita Arriaga, Doña Petrona o el gallego pero pondremos nuestro granito de arena para que la mina del breon se pueda lucir cuando llegue la hora del morfi.
Hoy a traves de la audición les daremos la receta del PUCHERON LUNFARDO.
Vayan tomando nota de los ingredientes necesarios;
PAPA: Aunque a usted, señora, no le guste la idea de servirle una papa a su marido resignese aunque solo sea por esta vez.
Y mientras pela las papas recuerde el poema "Almacenera" de Nyda Cuniberti, una mina que la sabía lunga.
 
Muchacha PAPA, piba arrabalera,
ruleros y zoquetes, descendiente
de la que dió el mal paso y que diquera
se nos fue de garufa en la pendiente
 
 
ZAPAYO: Cortar un "zapayo" en trozos. No elija al novio de su hija, al zonzo de su vecino, ni al gil que en el barrio llaman "Cabeza de Zapallo" y mucho menos al delantero del equipo que le metió un ZAPALLAZO al cuadro de su dorima.
 
 
 
ZANAGORIA: Sin hache y con ge. Lo que hoy los muchachos llaman un bo. Con un zanagoria por persona es suficiente. Hay que tratar que el dorima no lo tome como una indirecta.
 
Y mientras limpia los zanagorias antes de echarlos al agua caliente de la cacerola, recite los versos del poema "!Que merza!" de Yacaré que dicen:
 
Cuando calo un vichenso, le bato gil, pipiolo,
turro, otario, pangrullo, gilimursi o batata;
vichenchino, gilurdo, codeguín, papanata,
marmota, ZANAGORIA, salamín o chingolo.
 
 
 
BATATA: Recuerde el día que su gabión vino a pedirle su mano al viejo, la BATATA que traía, si aún la conserva héchela al puchero, No espere que el novio de su hija le pida la mano porque ya no se estila, y mucho menos que tenga BATATA, porque ahora son tan caraduras que se instalan sin pedir permiso.
En cuanto a la BATATA..... dejémoslo ahí.
 
  
 
puchero -2-
 
 
REPOLLO: Si usted ha sido "drema" quizá conserve aún el repollo en el que vino su hijo,-porque según mi vieja los pibes venían en un repollo-, si es así aprovéchelo y agréguelo al puchero.
 
Hasta acá las verduras. Ahora le agregaremos lo que le dá mas sabor al puchero, las carnes:
 
CARNAZA: Yo le voy a explicar: CARNAZA en la jerga lunfarda es la mina compinche del laburante que seduce con su pinta, supongo que usted debe ser la mejor carnaza para su hombre. Héchesela toda al puchero y espere los resultados.
 
 
GALLINA: Cuando le indico que hay que agregarle una gallina al puchero, no lo tome como que tiene que hechar un hincha de River en la cacerola
 
 
CHANCHO: Si quiere hacer un puchero "comme il faut" agréguele unos trozos de chancho. Para ello súbase a un obmibus y cuando llega el inspector lléveselo a su casa y en descuido lo tira en la olla. Tenga cuidado que no le falle una gamba, porque en ese caso podría pasar despercibido porque se haría el CHANCHO RENGO.
 
CHORIZO: Mientras enfila para la carnicería para comprar las menudencias que le hacen falta, le aconsejo, a la manera de Blanca Cotta, que se vaya recitando aquel hermoso poema lunfardo "Cana para el finado" de doña Nyda Cuberti que se lo recita Mollo por si se le olvidó
 
Por interpuesta changa de un letrado
y para que no crea que es macana,
viene, su Señoría, esta fulana
a decir que es la moglie del finado.
 
Aconséjele usted que es magistrado
-laburo que es mas bien de tipo rana
ya que es mandar al que es CHORIZO en cana-
?qué puede hacer con un encajonado?
 
Porque esta infeliz viuda solicita
que le averigue donde está la guita
que en el colchón guardó día tras día.
 
O bien que se le diga que hay de cierto
en lo de hacer engayolar a un muerto
que le curró la plata que tenía.
 
  
 
puchero -3-
Espero que le salga bien este puchero, que el gavión sepa agradecérselo y que ambos LO DISFRUTEN. 
 
 

Oscar B. Himschoot
    Paraná 123 5to. Piso Of.114
    (1017) Ciudad de Buenos Aires
Argentina