Rantifusa

Esta palabrita RANTIFUSA tiene su historia, su arbol genealógico diríamos, como los seres humanos, solo que los hombres hacen alarde de su árbol genealógico para darse corte y demostrar que uno no es lo que es sino que es algo más de lo que es, gracias a un antecesor, que todos tenemos o inventamos, que perteneció a la realeza o de no ser posible, que tuvo sus buena posición económica, perdida en los avatares de la vida.
 
Porque, ustedes piensen, ¿ qué sería de un hombre sin arbol genealógico? Sería como haber nacido verdaderamente de un zapallo, ¿y quién se resigna a haber nacido de un zapallo?
Yo al menos, no, ¿y usted?
 
Pero a esta altura advierto que estoy divagando y por lo tanto vuelvo a la geneología de RANTIFUSA o RANTIFUSO. Pero la dejo para el próximo bloque
Vamos a darle descanso a la sesera para que vaya asimilando de a poco esta transformación y no le salten los tapones en el camino.
 
Pero para ello comenzaremos leyendo un poema clásico dentro de la literatura lunfarda, producto del talento de Celedonio Flores, titulado "Musa rea" en el que confiesa tener "un alma rantifusa bajo su pinta de bacán", que muestra como blasón, sin verguenzas y con orgullo.
 
No tengo el berret{in de ser un bardo
chamuyador letrao ni de espamento;
yo escribo, humildemente lo que siento
y pa escribir mejor lo hago en lunfardo.
 
Yo no le canto al perfumado nardo
ni al costelao azul del firmamento
yo busco en el suburbio el sentimiento.
¡Pa cantarle a una flor, le canto al cardo!
 
Y porque embroco la emoción que emana
del suburbio tristón, de la bacana,
del tango candombero y cadencioso.
 
Surge a torrentes mi mistonga musa:
es que yo tengo un alma RANTIFUSA
bajo esta pinta de bacán lustroso.
 
  
 
BLOQUE 2
 
Esta palabra RANTIFUSA viene a ser casi un nieto de ATORRANTE, que resultaría ser el Adán y Eva de la cosa.
 
De "Atorrante" deviene "rante", que sería "aféresis" de "Atorrante" ¿Y qué es un aféresis?. Un aféresis es la supresión de un vocablo, o sea a "Atorrante" le piantamos el "Ato" inicial y nos queda el RANTE que viene a ser lo mismo que ATORRANTE pero simplificado
 
Para seguir con otros ejemplos de aféresis en el lunfardo recordamos en estos momentos, "tungo" aféresis de "matungo" y uno de los más conocidos y que nosotros transladamos a toda la grey itálica, "tano" que es un aféresis de "napolitano".
 
Un caso de aférisis si se quiere elegante o discreto, es aquel que supimos utilizar en tiempos en que nos cuidábamos de decir obsenidades delante de los mayores "Tá que lo tiró" Al "ta" le habíamos quitado la "pu"y al parió lo suprimimos por el "tiró" y nos quedaba una forma educada de insultar.
 
En este caso la madre salía ilesa, cosa muy importante, porque en último caso, o en primer caso, la madre es la madre, o sea traducido al más puro lenguaje lunfardo "la vieja es la vieja" y no me la toques, así yo la maltrate y le falte al respeto.
 
Un buen tanguero tiene que empezar por respetar a la "santa madrecita" en primer lugar, y en segundo lugar a la hermana, porque ¿a vos te gusta que te toquen a tu hermana? ¡¡¡NO!!!
 
  
 
BLOQUE 3
 
El poema de Celedonio nos permitió dar un ejemplo de RANTIFUSA, femenino, y en este soneto titulado "Malevo" de Carlos Alberti aparece el masculino, RANTIFUSO, en este caso se refiere a un jetra RANTIFUSO, traje atorrante
 
MARTHA Apenas por la luz iluminado
de un farol que se quiebra de cachuso,
un malevo en la esquina está parado
enfundado en su jetra RANTIFUSO.
 
Pinta brava de guapo retobado
que con la faca su valor impuso,
la chamuya de vesre y es malvado
con la nami que guita no le puso.
 
La luna que lo mira, silenciosa,
lo enmarca en la calleja tenebrosa
en un aro de pálido cristal.
 
Y al mirarlo, en la esquina dibujado,
el malevo parece recortado
por el filo invisible de un puñal.
 
 
 
BLOQUE 4
 
Habíamos llegado a detectar que "rante" es hijo de "atorrante".
Ahora la cosa se complica con una palabrita "paragoge" que viene a ser "la adición de algún sonido al final de un vocablo", en este caso el "rante" se transforma en RANTIFUSO o RANTIFUSA según sea masculino o femenino, de ahí que sostengamos que RANTIFUSO es el nieto directo de "Atorrante" sin necesidad de análisis de sangre.
 
Por supuesto que el inventor de estas metamorfosis no sabía ni un cuerno del significado de "aféresis" ni de "paragoge" pero sí lo es para los intelectuales, incapaces de inventar vocablos, pero si capaces gramaticalmente de hacer dificil lo que es sencillo.
 
Estas son las maquinaciones que utilizaba nuestro profesor de castellano para ponernos un huevo.
 
 
 
BLOQUE 5
 
Julián Centeya confiesa ser un ATORRANTE en mas de uno de sus poemas, desde aquel "Mi viejo" que supimos leer en una audición anterior donde se confiesa. "minga como yo: un ATORRANTE que la va se sover y se hace el raro" hasta "La musa mistonga" en el que utiliza dos de las acepciones que hoy nos preocupan. RANTE y ATORRANTE", hijo y padre, como vimos
 
Yo canto en lunfa mi tristeza de hombre
y ando en la vida con mi musa RANTE.
Ella es así, maleva, yo ATORRANTE,
camina a mi costao y tiene un nombre.
 
Nació conmigo alá en Boedo y Chiclana
y se hizo mansa en juego de palmera.
Nunca una bronca, siempre cadenera,
vivo con ella muy de la banana.
 
Me fue como me fue y a ella lo mismo,
una vez al altiyo, otra al abismo,
conforme con lo que es, nunca rezonga.
 
Fratela con mi suerte la cinchamos.
¡Pasaos de media raya la llevamos!
Sos mi nami mejor. Musa Mistonga.
 
 
RANTE el tango, RANTES los autores, RANTE la cancionista: "Apología tanguera" y por extensión, RANTE el que le leerá parte de los versos del RANTE Enrique Cadícamo:
 
Tango RANTE que tenés
el alma de un cachetazo
que vas llevando un hachazo
en la frente y lo escondés.
 
De la cabeza a los pies,
vestido de luto entero
sos un símbolo canero
que va taconeando fuerte,
sos la diosa y sos la muerte
vestida de milonguero.
 
Sos entre el camandulaje
un cacho de mala suerte,
sos el barbijo de muerte
que rubrica el sabalaje.
Sos el alma del chusmaje
metido en un bandoneón.
Sos la furca y la traición
el piropo y el chamuyo
y sos como flor de yuyo
que perfuma el corazón.
 
 
Sos el lamento tristón
que amarrocando sentidos,
te metés por los oidos
y escarbás el corazón.
Sos el requiem compadrón
el que gimió allá en Paris
con tu canyengue ¿me oís?
Fuistes el fiero remache
que hizo temblar al apache
y llorar a las Mimís...
 
Tango lindo que se estira
en la bandola ATORRANTE
y que sale agonizante
mientras se baila y se aspira.
Tango, sos como una tira
de prepotencia y de mal,
sos lágrima y delantal,
sos velorio y cocaina,
y sos tristeza de mina
que se clava en un puñal.
 
 
 
BLOQUE 6
 
Y ya estamos ante el nieto recién nacido y desnudito. Ya estamos ante RANTIFUSA. Ahora queremos saber exactamente o por lo menos aproximadamente que significa RANTIFUSA y RANTIFUSO
RANTIFUSA es una mina ranta, atorranta, "ociosa y despatarrada", dice Chiapara y continua con su definición: "tanto molesta como alegra por lo contradictoria; está para cualquier cosa, incomunicada o alejada del sentir que corresponde", medio en joda, medio en serio, Chiapara la define así como les cuento.
 
En cambio Gobello, más modocito él, a la pobre "rantifusa" ni la nombra en su "Nuevo diccionario lunfardo y para definir RANTIFUSO, nos deriva y nos manda consultar la palabra "Atorrar" y nos deja con las ganas porque allí se despacha con una serie de elucubraciones sobre "atorrar" antes de llegar a RANTIFUSO que define como: de baja condición- por cruce con "esquifuso" que resultaría ser un "asqueroso, repugnante"
Y todo eso para demostra una vez mas el origen italiano meridional de la palabra.
 
Carlos de la Pua dice que RANTIFUSO, RANTIFUSA es una forma despectiva de ATORRANTE o de RANTE y ¡San Seacabó!
 
Y para ejemplo, nos atrevemos con una cuarteta del poema "Endecha cafisiosa" de Julio Silva.
 
!Quién te viera tan fulera, RANTIFUSA y desgreñada,
con pavuras de aprendiza para anclar en mi bulín,
espiantada de quien sabe que covacha de la Olada,
al principio de una biaba o al final de un berretín.
 
Nada más RANTIFUSO que un conventillo, allí el proletariado convivía a principios de siglo en una melange de idiomas, religiones y nacionalidades que iban forjando un país, un idioma, una música
 
Y aunque se naciera en él o se llegara por decadencia financiera, el conventillo era un blason RANTE al que no se renunciaba, tal como lo hace Felipe Fernandez, "Yacaré" en su soneto "Batiendo el justo y del que solo leeremos los dos últimos tercetos.
 
Mi cuna, mi laburo y mi apellido
baten el justo de un pasao florido
que ni Anchorena con su vento emparda...
 
Pero arruinao la tallo de potrillo,
cantando al RANTIFUSO conventillo...
!Hay que salvar compadre la busarda!
 
 
 
BLOQUE 7
 
Pero no todos eran como los vecinos de La Boca, que aunque hayan pelechado, siguen fieles a su barrio RANTE, algunos, sobre todo "algunas", soñaron con ser bacanas y "pasar con los otarios una vida a la dernier", por lo menos es lo que dice Carlos de la Púa de "La engrupida"
 
Bate cana el requinteo de esa piba RANTIFUSA
que al amuro de la tarde vuelve estufa del taller,
que su sueño es ser bacana, ser diquera papirusa
y pasar con los otarios una davi a la dernier.
 
 
  
BLOQUE 8
 
Y ahora, ya que nos queda tiempo, cumpliremos con Luis de Saavedra que nos pidió el significado de "Stagiario"
 
Primero diremos que no se suele encontrar en los diccionarios lunfardos pues practicamente es una palabra que se utilizaba en medicina y es con la que se designaba al alumno que cursaba las últimas meterias y ya era practicante.
 
No son muchas las palabras lunfardas utilizadas en medicina, una de ellas es CODIME o CODEMI que es médico al vesre. PELETERO palabra con que denomina al médico de piel, MATASANO término con el que se solía denominar al médico, o la otra forma resvica que es TORDO por doctor. Y por supuesto debe haber otras que en estos momentos no recuerdo pero que algún oyente me puede ayudar
 
El autor uruguayo Martín Lasala Alvarez escribió un tango al que tituló "El estagiario" y que grabara Carlos Di Sarli en una versión instrumental del 18 de abril de 1941 y que supo tener una letra un tanto clandestina que decía:
Celia Molina se envenenó
con una "prise" que él le brindó
pero a Isolina no le hizo nada
de cocaina ya está pasada.
 
  
 
BLOQUE 9
 
¿Pa vos es una blasfemia
que yo afile versos RANTES?
Seguí vos con tu academia
yo me junto con Cervantes.  
 
 

Oscar B. Himschoot
    Paraná 123 5to. Piso Of.114
    (1017) Ciudad de Buenos Aires
Argentina